Decorados

 

Si buscas renovar tus paredes de forma práctica sin renunciar a la estética, la cerámica es una apuesta segura contra la humedad, por eso es el material perfecto para baños y cocinas, y se adapta a todos los estilos decorativos.

Los frisos o revestimientos de pared rastrelados, de PVC o MDF (imitación a madera), actúan como aislantes térmicos y acústicos y tienes para elegir multitud de diseños y colores.